La administración española contra el contrabando de especies silvestres

Hoy ha tenido lugar la cuarta edición de la serie de #Biodirectos, un ciclo de encuentros online, retransmitidos en directo y de manera simultánea en los diferentes canales de redes sociales (Twitter, Facebook y YouTube).

El programa de hoy ha tratado de abordar la problemática que supone el tráfico de vida silvestre, una de las principales vías de transmisión de enfermedades zoonóticas. El tráfico ilegal de especies genera unos 23.000 millones de dólares al año, colocándolo en la cuarta posición de mercados ilegales tras el tráfico de drogas, el de las falsificaciones y el de personas.

El MITECO trabaja desde hace años para abordar esta problemática. En 2018 puso en marcha el Plan de Acción Español contra el Tráfico Ilegal y el Furtivismo Internacional de Especies Silvestres (Plan TIFIES) para prevenir el tráfico ilegal y el furtivismo atacando sus causas en origen, lo que convierte a España en el primer país europeo en trasponer el Plan de Acción de la Unión Europea contra el tráfico de especies silvestres de 2016 al contexto nacional.

Recientemente se han reforzado los mecanismos para frenar la demanda de especies silvestres, estableciendo un control en fronteras, se ha prohibido la importación de hasta 1.700 especies, que además de ser especies exóticas invasoras podían trasmitir enfermedades, y se está trabajando en un listado positivo de animales de compañía, especies inocuas para la salud y con condiciones de bienestar animal.

Además, España trabaja para mejorar próximamente la aplicación de la normativa para este tipo de infracciones administrativas y que se aplique la ley de conservación de biodiversidad.

Desde la puesta en marcha del Plan TIFIES, se han llevado a cabo diversos cursos de formación de alta especialización con los agentes del Seprona, como por ejemplo en el reconocimiento e identificación de marfil, o cursos de anatomía macroscópica de madera en el marco de un operativo contra el tráfico internacional de maderas.

Es fundamental prevenir el furtivismo en origen. Por ello, el MITECO también ha llevado a cabo cursos de formación para los guardias ambientales que trabajan sobre el terreno en los países de origen.

En el encuentro ha participado Luis Mariano González, jefe del Área de Acciones de Conservación de la Subdirección General de Biodiversidad Terrestre y Marina del MITECO, que ha incidido en el impacto devastador para la naturaleza que supone este negocio ilícito. Ha estado acompañado por Luis Suárez, coordinador de conservación de WWF España, y Jesús Gálvez, teniente coronel jefe de Operaciones del Seprona de la Guardia Civil.

Durante este ciclo se ha incidido en la necesidad de mantener un equilibrio en los ecosistemas, que permita evitar el riesgo de propagación de patógenos. Cada año se trafica con un millón y medio de aves vivas y 440.000 toneladas de plantas medicinales. La magnitud y rapidez con la que se están destruyendo los ecosistemas naturales a nivel mundial no tiene precedentes. Este grave problema de conservación se convierte también en un problema de salud, ya que se producen saltos entre especies y los patógenos acaban afectando al ser humano.

El objetivo de #Biodirectos, organizados por el MITECO a través de la Fundación Biodiversidad, es sensibilizar sobre el importante papel que juega la biodiversidad en relación a la salud humana, así como tratar diversas temáticas vinculadas a las oportunidades que ofrece una reconstrucción verde tras la crisis global generada por el COVID-19. Durante los cuatro eventos ya celebrados, que cuentan ya con más de 23.000 visualizaciones, han participado expertos de diversos ámbitos, con el objetivo de buscar soluciones a los principales retos a los que nos enfrentamos como sociedad, como la crisis sanitaria y ambiental. El próximo #Biodirectos se centrará en las soluciones que está aportando el sector del emprendimiento verde a la crisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *