El agua del Parque Natural Sierra de Grazalema contaminada por glifosato

Esta zona de nuestra provincia, por ser parque natural, se supondría a priori libre de este contaminante clasificado por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), dependiente de la OMS, como potencialmente cancerígeno. Pero nada más lejos de la realidad, los resultados para el Parque Natural Sierra de Grazalema empeoran sensiblemente los de la provincia. 

En un punto de muestreo se ha detectado una concentración de este plaguicida varias decenas de veces superior al límite permitido: se trata del Arroyo del Águila (7,6 μg/l), junto a su desembocadura en el Embalse Zahara-El Gastor. Además, hay glifosato por encima del límite permitido en los ríos Ubrique (0,73 μg/l) y Majaceite (0,14 μg/l), que desembocan en el Embalse de los Hurones, que también presenta elevados índices de glifosato (0,83 μg/l). 

Dentro de estos nefastos resultados es paradigmático el caso del Embalse del Fresnillo, en Grazalema, que abastece de agua potable a Grazalema, Villaluenga y Benaocaz, con un valor máximo de 0,8 μg/l y con el 61,9 % de los análisis realizados con glifosato. Por las especiales características de este pequeño embalse, en el corazón del parque, en alta montaña y rodeado de bosques, sus valores de glifosato sólo podrían provenir de la aplicación de herbicida en las cunetas de la carretera Grazalema-Zahara, que discurre por la cabecera de este embalse, y es límite de la Zona de Reserva del Parque Natural de la Sierra de Grazalema, hecho que viene denunciando reiteradamente Ecologistas en Acción.

Es por ello que demandamos a la Consejería de AGPyDS, y especialmente a la dirección del parque natural, que investiguen todos los hechos expuestos y que se actúe en consecuencia y que, en todo caso, por el principio de precaución se prohíba el uso de glifosato en este espacio protegido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *