Alimentación saludable con impresoras 3D

Investigadores demuestran que la impresión 3D puede usarse para la producción de nutracéuticos o “alimentos medicinales” de administración oral que proporciona beneficios a la salud y la prevención de enfermedades.

Dicho estudio se ha publicado en la revista ‘Food Research International’, el equipo de investigadores ha sido liderado por Camila Palla e Ivana Cotabarren.

La base de una dieta saludable son las frutas y las verduras, ellas disminuyen el riesgo de padecer enfermedades como las cardiopatías y algunos tipos de cáncer. Los estilos de vida actuales nos llevan muchas veces es incompatible con una alimentación saludable, por ello desde la ciencia realizan esfuerzos para crear productor nutritivos que puedan compensar las deficiencias alimentarias que muchos padecen y así prevenir enfermedades.

Con esa tecnología han logrado producir nutracéuticos de propiedades mecánicas estables basados en la mezcla de dos componentes: un oleogel o material semisólido obtenido a partir de aceite vegetal; y fitoesteroles, que son nutrientes vegetales con propiedades beneficiosas para la salud.

El desarrollo de productos con características personalizadas en el área de la alimentación y de los productos nutracéuticos en el ámbito científico y tecnológico es muy escaso y las potenciales aplicaciones deben aún ser exploradas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *