Como aumentan los ataques de ansiedad por la pandemia

Cómo afecta la pandemia de la COVID-19 a la salud mental de las personas, casi en tiempo real, es complicado. Más si cabe cuando ni el tiempo ni los recursos sobran. Sin embargo, las nuevas tecnologías ofrecen otras opciones. Un estudio publicado en la revista JAMA Internal Medicine ha monitoreado las búsquedas que los ciudadanos estadounidenses realizaron en Google en los últimos 16 años, desde enero de 2004 hasta mayo de 2020.

Tras recopilar los datos, el equipo de la Universidad de California en San Diego, en colaboración con la Universidad Johns Hopkins, el Barnard College y el Instituto de Modelado de Enfermedades, ha descubierto un récord durante los meses de mayor incidencia del SARS-COV-2.

Esta investigación debería servir para “incrementar los servicios de salud mental”, opina John W. Ayers, experto del Center for Data Driven Health de la UCSD y coautor del estudio. “Un ataque de pánico no debe tomarse a la ligera, ya que puede llevar a alguien a la sala de emergencias con dificultad para respirar, palpitaciones, dolor en el pecho y una intensa sensación de miedo”.

La emergencia nacional, detonante

El análisis de las búsquedas certificó que se alcanzaron los niveles más altos a partir del pasado 13 de marzo, momento de la declaración de emergencia nacional por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Así, los mayores aumentos se detectaron entre el 16 de marzo y el 14 de abril, con una tendencia al alza del 17 %. Estos incrementos coincidieron temporalmente tanto con el despliegue de las directrices nacionales de distanciamiento social (16 de marzo) como con su prórroga (29 de marzo).

Puede llevar años comprender completamente las consecuencias sociales del COVID-19”, vaticina Adam Poliak, profesor en el Barnard College y coautor del estudio. “Es posible que descubramos que se necesitarán muchos más servicios integrales y nuestro enfoque rápido basado en datos podría usarse para enfocar y priorizar respuestas a esos impactos”, considera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *