El alarmante informe Fires 2020

Un clima más cálido y seco debido al cambio climático y la deforestación, causada principalmente por la conversión del suelo para la agricultura, son las principales causas. En estos momentos, están ardiendo California y la Amazonía, unos fuegos que se suman a un planeta en llamas y pueden hacer que 2020 supere las cifras récord alcanzadas en 2019. Si continúan las tendencias actuales, habrá consecuencias devastadoras a largo plazo debido a la liberación de millones de toneladas adicionales de dióxido de carbono a la atmósfera. 

Este era el devastador escenario en 2019. Y en 2020 sigue ardiendo la Amazonía, California, Rusia y España, entre otros muchos lugares de gran valor ambiental. Actualmente más de 5 millones y medio de kilómetros de tierra se encuentran ardiendo en África, y otros 8 millones, de forma menos concentrada, en el sur del continente americano. Los fuegos activos en tiempo real pueden consultarse en esta web.

El impacto del ser humano y la deforestación

Los seres humanos somos responsables del 75% de todos los incendios forestales a escala mundial, si bien este porcentaje puede subir hasta el 95% en España. Entre las principales causas de este aumento constante de incendios forestales destacan las negligencias, como las quemas de rastrojos que se descontrolan, barbacoas y accidentes con maquinaria, pero también puede haber clara intencionalidad, como el caso de la Amazonía, donde los fuegos son intencionados y están ligados al interés por deforestar para ampliar la superficie de cultivos o de pastos para la ganadería. En concreto, la deforestación ha aumentado constantemente en la Amazonía brasileña, con alertas de deforestación de agosto de 2019 a julio de 2020 un 33% más altas que en el mismo período del año anterior. Los últimos datos muestran que los incendios en la Amazonía brasileña este año superan en un 52% el promedio de los diez años anteriores y casi una cuarta parte (24%) superior a los últimos tres años. Con las cifras de julio de la Amazonía brasileña, que muestran un aumento del 28% en el número de incendios durante el mismo período del año pasado debido a los altos niveles de deforestación ilegal.

Cambio climático e incendios forestales:

El informeFires, Forest and the Future de WWF, profundiza en la estrecha relación existente entre los incendios forestales y el cambio climático, que produce un aumento de las condiciones propicias para los incendios, como temperaturas más altas y períodos  de sequía más prolongados. En este sentido, alerta que en todo el mundo la temporada de alto riesgo de incendios forestales ha aumentado en seis semanas.

Estas condiciones climáticas generan un círculo vicioso ya que aumentan las posibilidades de que se produzca un incendio, lo que a su vez destruye la vegetación que puede actuar como reservorio de CO2 y libera lo almacenado, agravando el cambio climático.

Esto se puede ver en los recientes incendios de California, donde las altas temperaturas y la prolongada sequía, unida a tormentas eléctricas, han provocado varios incendios (entre los que se encuentran el segundo y tercero más importantes de la historia), que han arrasado ya más de 500.000 hectáreas y se han cobrado siete vidas, y que han obligado a evacuar a 115.000 personas y destruido más de 1.500 estructuras. 

En España, esperamos que Parlamento apruebe el proyecto de ley de Cambio Climático y Transición energética manteniendo o incrementando los niveles de ambición para que nuestro país reduzca sus emisiones. También es importante que se invierta en medidas de prevención de incendios y de restauración de ecosistemas, creando un paisaje más resiliente al fuego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *