Grecia prohíbe la matanza de caballos para el consumo de carne

Desde el pasado 29 de julio, según la ley publicada en el Boletín Oficial, en Grecia está prohibida la matanza de caballos. La prohibición (ley 4711/2020) está incluida en una enmienda a la ley de 2012 – 4039 – y en el artículo 12 indica: “También está prohibido criar, utilizar y exportar perros, gatos y caballos para la producción de pieles, cuero, carne o para la fabricación de medicamentos u otras sustancias “.

En la cultura griega no se consume carne de caballo y no hay instalaciones autorizadas para el sacrificio de estos animales pero en los últimos años, debido a la creciente popularidad de las competiciones ecuestres y de las carreras de caballos, había aumentado la matanza ilegal de estos animales, cuya carne se exportaba. Un negocio que empezaba a dar frutos, tanto que circulaba la hipótesis de otorgar autorizaciones para mataderos de caballos.

Con esta prohibición, este intento se ha detenido en seco. Se trata de un resultado muy importante obtenido gracias a la fuerte presión política ejercida por la Hellenic Animal Welfare Federation y la asociación Ippothesis que, en el contexto de la emergencia COVID-19 y los escándalos de la carne de caballo, consiguieron convencer Ministro de Agricultura primero y luego también el Parlamento griego.

En España estamos muy lejos de esta ley. La producción en extensivo, ligada a pastos, concentra las explotaciones en la cornisa cantábrica, destacando la cría de caballos de razas autóctonas rústicas en el Norte de Castilla y León, Cantabria, Asturias, Navarra y el País Vasco. Pero la localización de los cebaderos intensivos y los mataderos, hace que el período final y el sacrificio se produzcan, generalmente, en Cataluña y la Comunidad Valenciana, que también copan la mayor parte del consumo interior. España también es exportadora de carne de caballo: en primer lugar a Italia (casi 6000 toneladas), y Francia, países con tradición de consumo de esta carne, y luego Bélgica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *