Los microplásticos ya están dentro de nuestro cuerpo

Hoy conocemos una investigación realizada por expertos de la Universidad Estatal de Arizona, en la que se concluye que microplásticos y nanoplásticos están presentes en órganos y tejidos humanos. Algunas de estas partículas plásticas tienen un tamaño microscópico, lo que hace complicado poder rastrearlas en el entorno que contaminan, pudiéndose encontrar en prácticamente todos los lugares del mundo y, por supuesto, en el agua y los alimentos que consumimos, especialmente en los que proceden del medio marino.

Los científicos definen los microplásticos como fragmentos de plástico de menos de 5 mm, o alrededor de 0,2 pulgadas, de diámetro. Los nanoplásticos son incluso más pequeños, con diámetros inferiores a 0,001 mm. La investigación en modelos animales y de vida silvestre ha relacionado la exposición a micro y nanoplásticos con la infertilidad, la inflamación y el cáncer, pero actualmente se desconocen los resultados de salud en las personas.

Poco a poco han ido apareciendo nuevas investigaciones cuyas conclusiones muestran que las partículas plásticas parecen más peligrosas de lo que inicialmente han determinado agencias como la EFSA. Se puede citar, por ejemplo, el estudio de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, en el que se concluía que los peces en estado larval consumen partículas de microplástico. por lo que puede afectar a su desarrollo y supervivencia.

Otro estudio realizado por el Centro Médico de la Universidad de Utrecht llegaba a la conclusión de que estas partículas plásticas podían afectar a la salud humana, ya que descubrieron que las células inmunes que fagocitan microplásticos de un tamaño de 10 micras, mueren poco después, esto no ocurre en su actividad habitual con bacterias y otros cuerpos extraños.

El caso es que ahora se presentan los datos de un nuevo estudio que arroja un poco más de luz sobre el tema y cuyos resultados serán de gran valor para otras investigaciones que se realicen en relación a los efectos de los microplásticos y nanoplásticos en el cuerpo humano. Según los expertos, probablemente es el primer estudio que analiza la acumulación de estas partículas plásticas en el organismo, ya que estudios anteriores mostraban que existen evidencias de que estas partículas están accediendo a nuestro organismo, pero poco se ha estudiado para determinar dónde se acumulan. En este sentido, hay que decir que todavía no queda claro si el plástico es simplemente un material indeseable en el organismo, o si representa un riesgo para la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *